VINOS NUEVOS

jueves, 28 de febrero de 2013


Lento palpitar del tiempo
se derrama de la copa del olvido
al mirarla solo quedan ya dos gotas
y la huella de tus labios por testigo.



Sabedora de tu sombra ya no busco
tus facciones en las curvas del camino
quiero vinos nuevos que celebren
que tu nombre ya no marca mi destino.
 
Amaia Villa
 
Foto: Vera Katrochvil (publicdomain.com)

26 comentarios:

Arruillo dijo...

Un bello poema de amor,Amaia, ¡Chin-chin!

Amaia Villa dijo...

¡Gracias! Chin-chin y un abrazo

Ander Calvo dijo...

Brindemos por esta linda poesía :)

Un abrazo.

Amaia Villa dijo...

Chin-chin Ander, gracias y un abrazo

MC-Col·leccions dijo...

Dulce poesía. Miquel

Amaia Villa dijo...

¡Gracias Miquel! Chin-chin

Adela dijo...

De amor o de desamor????

Amaia Villa dijo...

Razón tienes Adela, más bien de desamor pero también de pensar en amores nuevos, gracias por leerme.

El sastrecillo valiente dijo...

Extraordinario, digo de ser publicado. Del desamor a la indiferecia en 8 lineas. Un saludo.

http://misrelatosyesteblog.blogspot.com.es/

Alfredo Cedeño dijo...

Jamás vinos nuevos en odres viejos, niña mía!!

Amaia Villa dijo...

¡Muchísimas gracias sastrecillo, me alegra que te haya gustado!

Amaia Villa dijo...

¡Cuánta razón tienes Alfredo!

Camilla Mora dijo...

¡Maravilloso, Amaia! Celebro tu pluma, me encantan las emociones que encierran tus palabras. Besos

Amaia Villa dijo...

¡Muchas gracias Camila! Me alegro de que te lleguen esas emociones, un abrazo.

José Romano dijo...

Un hermoso poema Amaia que al igual que al buen vino se debe degustar lentamente dejando que nos cuente su historia. Un gran abrazo!

Mr. M dijo...

Como siempre, me ha encantado. Hace años escribí un poema parecido, pero en vez de con copas de vino era con una galleta mordisqueada. ¿A dónde habrá ido a parar?

Un beso.

Amaia Villa dijo...

Pues igual aparece por algún cajón y nos lo compartes. ¡Muchas gracias! Me alegro que te guste. ¡Qué te vaya genial con la segunda novela!

Un beso

Amaia Villa dijo...

¡Gracias José!! Me encanta que te haya gustado, un abrazo fuerte

Rosana dijo...

!!Me encanta¡¡Te envío como regalo, al regalo que nos haces con tu poesía, dos nuevas y bellas copas de cristal y un gran reserva reservado para esas dos copas. Un beso para ti y para ???

Amaia Villa dijo...

¡Muy bueno Rosana, gracias! Utilizaré ese regalo para un momento especial, un abrazo

JL Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

que bonito...encantado de conocerte...!!

Amaia Villa dijo...

Gracias JL, encantada de tenerte por aquí. A mí también me gustó tu blog de cocina y desde aquí animo a que lo conozcan

Alicia Uriarte dijo...

El vino que se comparte en una mesa para dos se suele convertir en nuestro preferido, no por el sabor del mimo, si no por el de los labios que lo acompañan. Muchas de las botellas que se abren corresponden a este romanticismo del vino. El vino y el amor es un maridaje histórico.
Me encanta este poema en el que rememoras ese instante de las dos copas vacias como imagen del final del amor.

Un abrazo.

Anuca dijo...

Cerrar la puerta por fin de un amor pasado, lograr el olvido y estar dispuesta o dispuesto a empezar un nuevo capítulo en la vida. Un poema lleno de esperanza y optimismo. Me ha gustado mucho, Amaia.
Un gustazo, como siempre, leerte.
Feliz semana ;)
Un besin

Amaia Villa dijo...

¡Gracias Alicia! M encanta todo lo que comentas del vino y que te haya gustado. Un abrazo

Amaia Villa dijo...

¡Gracias Anuca! Me alegro que lo hayas disfrutado. Un beso y gracias por pasarte.

Publicar un comentario